fbpx

Casa Chejov

Nuestra filosofía

Como proyecto, Casa Chejov nace en el año 2009 con el firme deseo de desarrollar su trabajo de manera rigurosa, práctica y sobre todo, útil para nuestros alumn@s. Es por ello que desde el primer día, decidimos apoyar nuestra filosofía de trabajo en cinco pilares básicos.

Individualización: Realizamos un trabajo de seguimiento individual de cada alumno desde el primer día de clase, con informes mensuales y trimestrales sobre su trabajo actoral, para que el alumno sepa donde está avanzando y donde reforzar su aprendizaje/práctica.

Innovación: No tiene sentido seguir enseñando como en el siglo XIX y el siglo XX. Es por ello que tenemos un firme compromiso con la adquisición de nuevas herramientas y técnicas que nos ayuden a optimizar lo máximo posible el trabajo de nuestros alumnos.

Proyección: El mercado laboral, y más aún el cultural, cambia a pasos agigantados debido al gran protagonismo de la tecnología, por lo que los profesionales del futuro deberan estar formados además de cómo artistas, en varios campos del emprendimiento, la gestión cultural y la creación artística.

Psicopedagógía artística: Para interpretar a un personaje o crear un espectáculo escénico o audiovisual requiere de un gran conocimiento del ser humano. Para ello, nuestros alumnos estudian y entrenan las principales corrientes psicológicas aplicadas al arte.

Reproducir vídeo

Nuestra historia

  • En el año 2009, mientras realiza el I Máster de Artes Escénicas por la Universidad Complutense de Madrid, Rubén Mayo realiza un pequeño taller extraescolar sobre Grotowski y el Teatro Pobre que a pesar de la nula publicidad cuenta con 10 alumnos en su primera convocatoria. Ya anteriormente había preparado a compañeros de clase y a otros alumnos para las pruebas de Kuranda y para el acceso a la RESAD. Es ahi donde comienza a fraguarse el proyecto de laboratorio de investigación escénica donde los propios alumn@s pudieran gestionar su aprendizaje y así sentirse menos cohibidos por los resultados.
  • Septiembre del 2011: Rubén Mayo comienza su doctorado dentro del área de «Pedagogía teatral», especialmente centrada en el aprendizaje actoral y el trabajo con el bloqueo y las resistencias. Es en el proyecto de investigación del doctorado donde nace un primer esbozo de Casa Chejov, un laboratorio de investigación para actores y actrices profesionales donde investigar desde la técnica sensorial, la expresión corporal y la psicopedagogía del actor.
  • Verano del 2013, Rubén Mayo abre en la bohemia Plaza del Pelícano (Sevilla), la primera sucursal de Casa Chejov. El espacio, una antigua carpintería, es una nave completamente diáfana de más de 300 metros. En un primer momento abre el espacio con su socia y compañera de teatro Lorena Vázquez, y ya en su primer año y sin apenas publicidad, tienen más de 40 alumnos entre las distintas formaciones.
  • Noviembre del 2017: Casa Chejov conforma un gran equipo entre actores, gestores sociales y directores. Se abre en pleno centro de Usera (Madrid) la segunda sede de Casa Chejov. Durante los dos primeros años, llegan a tener más de 60 alumnos y dos salas de representación que ven pasar muchas compañias a lo largo del tiempo.
  • Marzo del 2019: Nace ACADEMICA CHEJOV, la versión online y a distancia de Casa Chejov, donde se ofrece formación en pedagogía, dramaturgia, etc.